El pasado día 22 de Enero, las Hermanitas de los Pobres de la casa San José en la Calle Almagro de Madrid, recibieron con alegría el Premio CEU Ángel Herrera en la categoría de Ética y Valores, junto con Rafa Nadal. La Madre Pilar, superiora de la casa, lo recibió de un modo virtual, debido a la situación sanitaria que estamos viviendo; fue transmitido en directo por el canal YouTube de la Fundación Universitaria San Pablo CEU.  En un auditorio completamente vacío, pero con muchas personas unidas de modo virtual, Ángel Expósito como maestro de ceremonias, fue entregando los diversos premios con la profesionalidad y el buen hacer que le son característicos.

Esta distinguida fundación afirmaba al entregar este premio: «Queremos agradecerles la tarea que desempeñan ejerciendo la hospitalidad con ancianos de los cinco continentes. Promover, defender, cuidar y celebrar la vida como ustedes lo hacen, testimoniando cada día el respeto y el valor que esta merece, hasta su término natural, supone un referente incuestionable para toda la sociedad».

Al mismo tiempo la Madre Pilar afirmaba que «no es un premio que me conceden a mí, ni mucho menos, sino a toda la comunidad» y, ante todo, «se trata el reconocimiento de nuestra obra, el cuidado de los ancianos, que como bien dice el Papa Francisco, son las personas más vulnerables de hoy en día».

«La vida es un don que debemos cuidar hasta el último suspiro» afirmaba la Madre Pilar a Ángel Expósito desde su casa a todos los que seguían el acto. Esta pandemia ha puesto delante de los ojos de todo el mundo el lugar que muchas veces, de un modo injusto, damos a nuestros mayores; esto es una falta de reconocimiento de la sociedad a los mayores. Y la eutanasia que nos viene muy de cerca…

El reconocimiento de la labor es un gran consuelo para la comunidad de Madrid-Almagro y para toda la Congregación, que a lo largo de los cinco continentes día a día, se esfuerza por vivir el Evangelio sirviendo al Pobre en un humilde servicio.

La Madre Pilar reconoce  que también los 6.000 euros «nos vienen muy bien». Desde el inicio de la pandemia la situación económica de la casa ha sido difícil ya que las Hermanitas que piden en las casas de los bienhechores desde Marzo no han podido salir. Ni en Madrid, ni en ninguna otra ciudad donde hay casas de la congregación. «No podemos arriesgarnos a contagiarnos y traer la COVID-19 a las personas que cuidamos».

Gracias a la generosidad de muchas personas las casas de la Congregación sobreviven. Hay mucho bien escondido en muchísimos corazones, que como dice el Papa Francisco, esto no sale en los periódicos, pero es real.

¡Gracias a todos los que hacen posible que esto sea posible día a día! Las Hermanitas sin los Ancianos, sin los bienhechores, sin tantas personas que nos apoyan y nos ayudan, no sería posible cuidar a los mayores. ¡Nuestra oración los acompaña a todos!

Entre otros, también fueron premiados:

Premio CEU a la Difusión de la Cultura Católica

Fundación Las Edades del Hombre ex aequo con el cardenal Cantalamessa «por su importante labor de conservación, investigación y difusión del patrimonio religioso de Castilla y León».

Premio CEU a la Solidaridad, Cooperación al Desarrollo y Emprendimiento Social
El Hogar Nazaret, del padre Ignacio M.ª Doñoro por la concreción del proyecto Casas de rescate para niños en el Amazonas peruano y su elevado impacto en el número de beneficiados, la continuidad en el tiempo y la implicación social por su reinserción en su entorno familiar.

Premio CEU a la Innovación Pedagógica y Didáctica
A las estudiantes Ana Jiménez Perianes, Cándida Filgueira Arias y M.ª José Gato Bermúdez por su trabajo Alexa, can you help me?.

Premio CEU al Mejor Proyecto Colaborativo Internacional en el Ámbito de la Docencia
A los profesores Manuel R. Tejeiro Koller y Elizabeth Frank por su trabajo COIL-Cross-Border Mergers & Acquisitions (M&A) / Fusiones y adquisiciones transfronterizas entre las universidades San Pablo CEU y HU University of Applied Sciences Utrecht.

Premiados-1

Los Premios CEU Ángel Herrera se crearon en 1997 con la intención de reconocer la labor social, docente e investigadora de personas o grupos pertenecientes a los diferentes centros del CEU.

Estos galardones se conceden anualmente y toman el nombre del fundador de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) y de la Fundación, el prelado Ángel Herrera.

En las últimas ediciones, se han incorporado nuevas categorías con las que se pretende potenciar y destacar la labor de personas, instituciones y empresas que han destacado por su contribución a la mejora de la sociedad y la promoción del bien común.