Las Hermanitas de los Pobres, ante esta urgencia sanitaria que estamos viviendo en toda la humanidad, queremos proteger en todo momento a los Ancianos acogidos en nuestras casas. Por ello, estamos poniendo todos los medios que están a nuestro alcance, siguiendo siempre las indicaciones de las autoridades sanitarias. Por este motivo, las visitas en cada una de nuestras casas están restringidas, como la asistencia de las personas del exterior a los actos religiosos. 

El pasado 11 de marzo, el Santo Padre Francisco en la Santa Misa celebrada en ausencia de los fieles en el santuario de Nuestra Señora del Divino Amor, envió un mensaje en video en el que dirige su oración a la Virgen: «Bajo tu protección…»

En estos momentos la orac121834_papa-virgenión es de gran importancia. Oremos por los difuntos, por todos los afectados por el Covid-19, por los sanitarios, los que se quedan sin trabajo, etc…

En esta cuaresma, estamos en tiempo propicio para ponernos con infinita confianza en las manos del Señor Jesús, de la Virgen María y de San José, nuestro Protector.

Oración que el Papa ha rezado ante Nuestra Señora del Divino Amor  y que nos anima a todos a rezar en esta situación:

Oh María,

Tú resplandeces siempre en nuestro camino como signo de salvación y esperanza. Nosotros nos encomendamos a Ti, salud de los enfermos, que ante la Cruz fuiste asociada al dolor de Jesús manteniendo firme tu fe.

Tú, Salvación del Pueblo Romano, sabes lo que necesitamos y estamos seguros de que proveerás para que, como en Caná de Galilea, pueda regresar la alegría y la fiesta después de este momento de prueba.

Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y a hacer lo que nos dirá Jesús, que ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos. Y ha tomado sobre sí nuestros dolores para llevarnos, a través de la Cruz, al gozo de la Resurrección. Amén.

Bajo tu protección, buscamos refugio, Santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas de los que estamos en la prueba y líbranos de todo peligro, ¡oh Virgen gloriosa y bendita!