La Navidad es siempre un tiempo especial, pero este año, por encontrarnos en medio de esta pandemia, es aún más especial.

En algunas casas, los Residentes, Emplead@s, Hermanitas, han querido realizar un video para felicitar a las familias, bienhechores y amigos.

Dejemos que Jesús entre en nuestra vida, plante su tienda en medio de nuestro corazón. ¡No dejemos que nos roben el espíritu de la Navidad! Como nos decía el Papa Francisco hace un año en una audiencia general, «Cuando hacemos el belén en casa, es como si abriéramos la puerta y dijéramos: Jesús, ¡entra!, es hacer concreta esta cercanía, esta invitación a Jesús para que venga a nuestra vida. Porque si Él habita nuestra vida, la vida renace. Y si la vida renace es de verdad Navidad.»