2017_Juana-Jugan-30 agosto

 

Después de estos nueve días de preparación intensa, por fin hemos llegado a la gran Solemnidad de Santa Juana Jugan, para aquellos que formamos parte de la familia de las Hermanitas de los Pobres.

Pero, ¿por qué el 30 de Agosto?

Sabemos que, a lo largo del año la Iglesia hace memoria de muchos santos, aquellos que han vivido en grado heroico las virtudes de Fe, Esperanza y Caridad y han sabido, de un modo o de otro, imitar perfectamente al Señor, nuestro Maestro. Normalmente la Iglesia celebra al santo en el día en el que se encontró con su Creador, en el día de su fallecimiento, que es la entrada en la VERDADERA VIDA.

Podemos leer sobre los últimos momentos de Juana Jugan en el libro “Humilde para Amar” de Paul Milcent: «Sabemos que Juana Jugan, durante el verano de 1879 pareció debilitarse. El 27 ó 28 de Agosto, vio a su confesor y recibió de él el perdón de Dios. Él quedó admirado este día de su actitud tan despierta, tan presente.

Al día siguiente por la mañana, después de la misa, se encontró mal; la tendieron sobre una cama. Recobró el conocimiento y le administraron el sacramento de los enfermos. Pudo rezar a media voz:

María, vos sabéis que sois mi madre, no me abandonéis…

Padre eterno, abrid vuestras puertas hoy, a la más miserable de vuestras hijas, pero que tiene un deseo tan grande de veros.

María, mi buena madre, venid a mí. Sabéis que os amo y que deseo veros.

Después se extinguió dulcemente. Sobre su lecho de muerte, tenía un aspecto tan tranquilo, tan reposado, que no se cansaban de mirarla.»

Y en una nota a pie de página nos hace esta pequeña anotación: «No hay certeza sobre la fecha de su muerte. El acta de defunción y el acta de inhumación llevan la misma fecha, el 29 de agosto. Sin duda hay un error porque es muy poco probable que la hubiesen enterrado el mismo día de su muerte. Algunos testimonios permiten pensar que murió el 28, fiesta de San Agustín, y por tanto fiesta solemne entre todas del padre Le Pailleur. Para no turbar la fiesta, habrían tenido callada hasta el día siguiente la muerte de sor María de la Cruz. Ninguna circular anunció esta muerte. Un año más tarde, el padre Le Pailleur la nombró de paso, como su tercera hija espiritual, y añadió: “muerta aquí hace poco”.»

Por tanto, la fecha oficial de la muerte de Juana es el 29 de Agosto. Ese mismo día la Iglesia celebra el martirio de San Juan Bautista. Este es uno de los motivos de que la fiesta litúrgica de Santa Juana Jugan sea el 30 de Agosto.

Liturgia de la Palabra, 30 Agosto

1ª Lectura: Is 58,6-11 (Parte tu pan con el hambriento…)

Salmo 22(23) (El Señor es mi Pastor, nada me falta)

2ª Lectura: 1Jn 3,14-18 (Amemos de verdad y con obras…)

Evangelio: Mt 5,1-12a (Bienaventurados los pobres en espíritu…)

Oración colecta:

Oh Dios, grandeza de los humildes, que has inspirado a Santa Juana Jugan, virgen, servirte en los ancianos pobres con la humildad de una vida escondida. Concédenos, a su ejemplo y por su intercesión, manifestar entre los hombres el misterio de tu amor revelado a los pequeños. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

SANTA JUANA JUGAN, RUEGA POR NOSOTROS.

Video de Santa Juana Jugan, ¡pinche aquí!

Un día con las Hermanitas de los Pobres (Video)

Para saber más…