ABRID LAS PUERTAS A CRISTO, es el lema escogido para este encuentro internacional de jóvenes que en este momento están vivendo las Hermanitas y los Ancianos en la casa de Lisboa.

Son varias las actividades que se realizan diariamente, pero el servicio directo a los Ancianos, la oración y los encuentros fraternos, tienen un peso importante, que permiten, tanto a las jóvenes como a los Ancianos y Hermanitas, participar de la alegría que brota de la hospitalidad.

Aqui dejaremos algunas imágenes que darán algunas pistas de cómo están vivendo estos días; las chicas son provenientes de Portugal y España. Esto nos invita a orar por toda la juventud, al mismo tiempo que damos Gracias a Dios porque el carisma de Santa Juana Jugan continua vivo en la Iglesia.

DÍA 16- ACOGIDA DE LOS RESIDENTES.

Después de un descanso merecido, comenzaba este encuentro tan esperado por estas jóvenes, y también por los residentes y hermanitas. Por la tarde, en el salón de actos, bien ataviados con los trajes típicos de la tierra lusitana, presentaron el país, sus costumbres culinárias, musicales, devociones religiosas, etc… Por su parte las chicas agradecieron con vários cantos preparados para la ocasión.

 

 

DÍA 17 de Julio. “Hacer felices a los Ancianos es todo” decía Santa Juana Jugan a las novicias. Por eso, en este 2º día del encuentro, tuvo lugar una salida al Zoológico de Lisboa. Una alegría para muchos, especialmente para todos aquellos que disfrutan con los animales, como podemos contemplar en estas fotos que siguen.

 

DÍA 18 de Julio. La formación también ocupa un lugar importante en estos días de encuentro. Por la mañana la oración abre cada jornada: meditación, laudes, … Pero en este día un joven sacerdote acercó a estas jóvenes a la misericordia de Dios, no solo con el enseñamiento, sino también con el Sacramento de la Reconciliación para quienes lo desearon. La Adoración al Santísimo Sacramento clausuró esta jornada de oración y de encuentro con Cristo.

De igual modo, los encuentros comunitários con las Hermanitas, el encuentro intergeneracional, es de una riqueza inestimable. La alegría se puede ver en los rostros.

 

 

19 y 20 de JULIO. En la vida de las Hermanitas de los Pobres, la colecta forma parte integrante de su vocación. Siguiendo el surco trazado por Santa Juana jugan, las Hermanitas no dudan en mendigar el pan para sus Pobres. Por este motivo estos dos días, gran parte de la jornada fue dedicado a pedir en un supermercado no muy lejos de la casa de Campolide. Ahí las Hermanitas, colaboradores y jóvenes, encontraron numerosas personas dispuestas a compartir sus bienes en favor de los Ancianos. “Cuánta gratitud debemos a nuestros bienhechores, sin ellos naeda podríamos hacer!” decía Sor María de la Cruz.

 

 

DOMINGO 21 de Julio.

Este día fue algo más tranquilo; no podemos olvidar que el Domingo es el Día del Señor; por ello, este día de un modo especial, la Eucaristía fue el centro de la jornada. Por la mañana, después de la hospitalidad, las jóvenes y las hermanitas que  las acompañaron más de cerca estos días, se encontraron para ver juntas el Evangelio del día. Alguna chica también aprovechó de la buena temperatura para pasear con algún residente por el jardín de la casa. Después de la Misa, fue la despedida de dos jóvenes portuguesas que no podían estar los días que siguieron, pero otras dos jóvenes, españolas, llegaron ese mismo día por la noche.

A primera hora de la tarde vieron una película sobre el perdón. Ahí aparecen diferentes testimonios de personas de varios lugares del mundo que han sufrido en su cuerpo o en su alma y que testimonian de la gracia de Dios para perdonar a quienes les han podido hacer mal. En vez de mirarse y encerrarse en si mismos, se han abierto a la gracia y les han perdonado de corazón sincero. Son verdaderos ejemplos de superhéroes, pero sin capa.

Por la tarde, la adoración Eucarística ocupó un lugar importante, junto al rezo del Rosario y la Vísperas.

LUNES 22 de Julio.

Lisboa es una ciudad preciosa, con infinitos lugares llenos de historia, de arte y de encanto. Por este motivo, no podiamos dejar pasar esta oportunidad de visitar la capital Lusa.

Evidentemente la oración, hospitalidad, formación, y la Eucaristía ocuparon la mañana, pero la tarde fue dedicada a este paseo por Lisboa. ¡Una maravilla!

MARTES 23 Julio.

Este fue un día muy esperado. Por la mañana, la formación fue sobre Santa Juana Jugan. Conocer su alma, su vida, meditando algunas frases de sus frases que cayeron al azar. Después de meditarlas, orarlas en silencio se puso en común. Esto permitió  profundizar más su vida. También apareció el tema sobre la salvación de las almas mediante el rezo del rosario.

Por la tarde tuvo lugar el juego de la oca de Juana Jugan a tamaño natural. ¡Fue un verdadero éxito! La mayoría de los ancianos no conocían este juego. Cuatro chicas hacían de peones representando un equipo diferente. El dado era gigante y los ancianos lo tiraban por turnos. Había preguntas sobre el evangelio y de la vida de Juana Jugan. Fue una tarde muy animada ya que todos los equipos querían ganar y estaba muy concurrido. ¡El grupo amarillo fue el ganador!

 

MIÈRCOLES 24 Julio

Tras la mañana nutrida con la oración y la hospitalidad, la tarde fue muy movida.

En este día 24 se celebraron los cumpleaños de los ancianos con una merienda confeccionada por las chicas con la ayuda de las hermanitas, con crepes y gofres, que por cierto, estaban ¡¡riquísimos!!

Todos felices. A los ancianos les gusta tanto esto que algunos llegaron a comerse ¡tres o cuatro crepes! Las chicas estuvieron contentísimas de poder hacer las crepes ellas mismas y aprendieron con la plancha muy rápido. Así pudimos también felicitar a los ancianos que hacían el cumpleaños durante el mes de julio y darles un regalo. En este día llegó otra joven de Oporto.

Al final de la tarde de nuevo la oración con el rezo del Santo Rosario y las Vísperas. Con el salmista decimos:”Es bueno dar gracias al Señor”

JUEVES 25 de Julio

Los días iban avanzando y el calendarios nos aproximaba a la peregrinación a Fátima, que tuvo lugar el sábado siguiente. Por este motivo, durante la formación de la mañana nos acercamos al Mensaje de Fátima para conocerlo mejor y aprovechar así al máximo el sábado siguiente.

Por la tarde, otra peregrinación: nos fuimos al Santuario de Cristo Rey.

Desde ahí el grupo de jóvenes y hermanitas nos dejamos abrazar por el Amor Misericordioso de Cristo. Las imágenes hablan mejor que las palabras.

VIERNES 26 de Julio

La formación de este mañana fue un encuentro lleno de preguntas donde las jóvenes presentaban sus inquietudes, preguntas, etc… Todo en un clima de diálogo muy sereno y familiar. Fueron preguntas muy sanas y actuales, dudas y opiniones que los jóvenes de hoy en día se preguntan y se hacen en el mundo en el que vivimos. Fue un buen intercambio.

Por la tarde tuvimos la sorpresa de acoger a un periodista de Vatican News que se había enterado del encuentro y quería hacer una entrevista a las chicas y a las hermanitas sobre el mismo y sobre la congregación. La noticia salió unos días después al aire, y está disponible en la web.

Como era el día de los abuelos (San Joaquín y Santa Ana), preparamos una merienda-cena en le jardín. Pusimos música 100% portuguesa, servimos a los ancianos e incluso ¡bailamos y todo! Esto gustó mucho a los Residentes, el tiempo fue muy favorable.

SÁBADO 27 de Julio

Este fue un día muy esperado para todas: ¡la peregrinación a Fátima! Salimos a las nueve de la mañana y llegamos para la misa de las once en la basílica de la Santísima Trinidad. Fue una Misa muy solemne ya que estaba reunida la familia Comboniana para una peregrinación anual. Para esta jornada tres hermanitas de la casa de Oporto se unieron al grupo ya ahí en Fátima.

Después de la Eucaristía, visitamos la Basílica del Rosario confiando las intenciones a los pastorcitos delante de sus tumbas. Después de la comida, fuimos a Aljustrel para visitar las casas de lo niños. Ahí pudimos saludar a una sobrina de Lucia que está ahí acogiendo a los visitantes y rezando el Rosario continuamente. También fuimos a los Valinhos, lugar donde se apareció el ángel, en una ocasión la Virgen y donde ellos iban pastar los animales. Rezamos el Rosario, cantamos… y volvimos al santuario. Durante la tarde, hubo tiempo libre para hacer compras, rezar, adoración al Santísimo, etc… cada uno según sus necesidades.

Algunas chicas hicieron el camino a rodillas para pedir algo la Virgen. Dos de ellas, lo hicieron por su abuela que tenía una promesa y como ya no podía hacer este camino de rodillas lo hicieron por ella.

Había que reponer fuerzas, así que después del bocadillo participamos en la procesión de antorchas. Esta oración con numerosos peregrinos impresionó mucho a las jóvenes. Fue una jornada impactante para todas. Nuestra Señora del Rosario de Fátima, ruega por nosotros.

DOMINGO 28 de Julio

Después del intenso día anterior a los pies de María, de nuevo llegamos al Domingo, el día del Señor. Esta fue una jornada más de descanso.

Por la tarde, se expuso el Santísimo Sacramento permitió adorar al Señor y darle Gracias a Dios por estas jornadas tan buenas que ya estaban llegando a su fin.

Los encuentros comunitarios y la atención a los ancianos, ocuparon siempre un lugar importante a lo largo de estos días.

LUNES 29 de Julio

Día tras día, este encuentro vivido con tanta intensidad, llegaba a su fin. Esta fue una jornada de balance y despedida. Por la mañana, durante la formación de costumbre, las jóvenes pudieron meditar y pensar sobre los días que habían pasado y aquellas gracias que habían recibido de la parte del Señor.

Por la tarde, ellas tuvieron momentos libres, ya que estuvieron preparando recuerdos hechos a mano para los ancianos, las empleadas y las hermanitas. Bonitas postales de cartulina en forma de corazón con una frase para cada uno.

Una velada de adoración en acción de gracias al Señor, con el Santísimo expuesto, permitió a todos dar gracias por estos días vividos y las gracias recibidas. La exhortación apostólica del Papa Francisco a los jóvenes “Cristo vive” fue el hilo conductor.

Durante la cena de los residentes, las jóvenes pasaron por los comedores cantando y diciendo adiós a los ancianos. Fue muy emotivo, las lágrimas de algunos ancianos y de todas las chicas saltaban con mucha facilidad.

El encuentro con la comunidad y la cena en el jardín, seguido del rezo de completas fue el broche final de estos días tan maravillosos.

CONTINUARÁ…

Sí, continuará porque estos días han sido como una semilla que cae en tierra, y da fruto. Sin saber cómo, lo que se ha sembrado da fruto con la Gracia de Dios.