El Papa Francisco ha instituido la Jornada Mundial de los Abuelos y los Ancianos el 4º Domingo de Julio. Bajo el lema «Yo estoy contigo todos los días», toda la Iglesia celebrará por primera vez esta I Jornada de los Abuelos y los Ancianos.

En el precioso mensaje que el Papa ha escrito para esta ocasión, el sucesor de Pedro se coloca del lado de los ancianos, llamándose «anciano igual que tú». Desde esta cercanía el Papa quiere asegurar a todos, siendo consciente del gran sufrimiento que ha sido la pandemia, especialmente para los ancianos, que la Iglesia no los abandona, está junto a ellos, se preocupa por ellos. Es un mensaje lleno de esperanza y ternura, al mismo tiempo que los llama a ser portadores y transmisores del don de la fe a las nuevas generaciones, «cuidar las raíces, transmitir la fe a los jóvenes y cuidar de los pequeños».

La Iglesia en España, debido a la coincidencia con la solemnidad de Santiago Apóstol, lo celebrará el 26 de Julio, justamente la fiesta de San Joaquín y Santa Ana, los abuelos de Jesús.

Para esta ocasión los obispos también han querido enviar un mensaje, haciéndose eco de la del Santo Padre.

Indulgencia Plenaria en la Jornada de los abuelos y mayores

Además, la Penitenciaría Apostólica concede la Indulgencia Plenaria a los abuelos, a los mayores y a todos los fieles que participen el 25 de julio de 2021 en la celebración que presidirá el Papa Francisco en la Basílica Papal del Vaticano o en los diversos actos que se realizarán en todo el mundo. También se concede la Indulgencia a los fieles que dediquen un tiempo adecuado a visitar a sus hermanos mayores necesitados o en dificultad. Los que no puedan salir de casa por un motivo grave, recibirán la indulgencia uniéndose espiritualmente a las celebraciones de este día a través de los medios de comunicación.

La Penitenciaría Apostólica recuerda en su nota las tres condiciones habituales que exige la Iglesia para obtener la indulgencia: confesión sacramental, comunión eucarística y oración según las intenciones del Sumo Pontífice.

También aquí podrá encontrar más material para celebrar bien esta jornada, porque ¡nuestros abuelos y nuestros ancianos se merecen lo mejor!

ORACIÓN DE LAS PERSONAS MAYORES

Señor Jesús, hazte presente en nuestras
vidas, iluminando nuestras sombras y
fortaleciendo nuestra debilidad.
Concédenos entusiasmo y coraje para
seguir trabajando en tu viña, a nuestra
edad y con nuestras limitaciones. Que
sepamos transmitir nuestra experiencia y
entregar nuestro tiempo y nuestra persona.
Danos sinceridad y sencillez de corazón,
amor a la verdad, a la justicia y a la paz.
Refuerza los lazos de amistad cristiana
que nos unen, y ensancha nuestros corazones
para que puedan amar a todos los
hombres como Tú los amas.
Amén.

Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida
Añastro, 1 · 28033 Madrid
familia@conferenciaepiscopal.es