“¡DEN, DEN LA CASA! SI DIOS LA LLENA, EL NO LA ABANDONARÁ”

Juana Jugan

casas1Desde su fundación en 1839, la Congregación empezó a extenderse rápidamente por diversas ciudades de Francia. En el año 1851 las hermanitas pasamos el Canal de la Mancha para nuestra primera fundación en Inglaterra (Londres). Dos años después estábamos ya en Bélgica.

A partir de 1855 con la ayuda providencial del Padre Ernest Lelièvre, sacerdote del Norte de Francia que se dedicó enteramente al servicio de la Congregación, se experimentó una rápida expansión. Las vocaciones fueron muy numerosas y a la muerte de Juana Jugan, 40 años después de la Fundación en Saint-Servan, las hermanitas eran ya 2400, divididas en más de 170 comunidades establecidas en Francia, Inglaterra, Bélgica, Escocia, España, Irlanda, EEUU, Argelia, Italia y Malta.

El año 1882 se fundó en Calcuta (India) la primera casa en el Continente Asiático. Llamadas después a Australia, fundamos una casa en Melbourne en el año 1884. Al año siguiente se llegó a América del Sur y se fundó la primera casa en Valparaiso (Chile) y en 1886 empezaron las fundaciones en África.

Actualmente estamos también presentes en 31 países. Las últimas fundaciones han tenido lugar muy recientemente en Filipinas, en Benín, en Perú y en Jabalpur (India).

casas2Nos esforzamos por continuar este ímpetu inicial, y la actividad y el sentido misionero se hace notar cada vez más en la Congregación, la cual, apoyada en el pasado, encuentra en la expansión de su apostolado “hasta los confines del mundo” una gracia de renovación y una fuente de vitalidad, buscando dar a conocer y extender cada vez más su apostolado misionero.

Como dicen nuestras Constituciones: “Con un corazón ampliamente abierto, nuestras comunidades misioneras se adaptarán a los usos del país, aprenderán su lengua y sus tradiciones, y en un diálogo sincero, descubrirán con alegría y respeto las riquezas que Dios ha dispensado a todos los pueblos” 

Hoy, después de 175 años, la obra de Juana Jugan continua en cerca de 200 casas para los ancianos, en 31 países de los cinco continentes. Actualmente 2.800 Hermanitas nos esforzamos por cuidar a los ancianos pobres, en espíritu de humilde servicio guardando viva la herencia que Juana Jugan nos legó y prosiguiendo y actualizando su misión por todo el mundo.

Las hermanitas llegamos a España en el año 1863. Actualmente existen cerca de 30 casas para los ancianos repartidas por toda la geografía española y dos en nuestro país vecino Portugal que pertenecen a nuestra provincia religiosa de Madrid.

La Casa de Formación se estableció en 1856 en la Casa Madre de la Tour Saint-Joseph ( Saint-Pern , Francia). A partir de 1891 nacen nuevos noviciados para acoger las numerosas jóvenes de los países donde la Congregación está presente.